Marina Hernández Ávila

Madrid, 1984

Desde pequeña se pasa el día dibujando, por lo que cuando crece un poco (solo un poco) decide estudiar Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid.
Después de terminar Bellas Artes estudia ilustración en Madrid en la Escuela de Artediez y empieza a trabajar como ilustradora.
En 2017 le conceden el Premio Apila, con el álbum ilustrado Superlucas, que se publica en España, y más tarde en China y E.E.U.U.
Es cofundadora de Kiwi, la revista para niños y niñas intrépidos.
Actualmente reside en Madrid y compagina su trabajo de ilustradora con el de docente de ilustración en el IED de Madrid y otras escuelas.